Seguinos
https://tdnews.com.ar/wp-content/uploads/2020/09/tdnews-banner-colosal-1.jpg

Locales

ARGENTINEANDO PARTE II

Publicada

en

“Tal vez la bici no cambie el mundo pero sí cambió el mío”

Hace muchos años, el escritor José Martí dijo que todo ser humano debería hacer tres cosas durante su vida: plantar un árbol, tener un hijo y escribir un libro.
Con el tiempo y gracias a esa maquinaria de ingeniería que se denomina “soñar a lo grande”, muchas personas, entre los que se encuentran Julián y Camila, han reformulado esas consignas.
Esta es la segunda y última parte de la nota que les hicimos.

—Las distancias que recorremos varían. Dependemos mucho del clima y del terreno. Por ejemplo, un día hicimos 180 km, pero eso fue una excepción. Generalmente recorremos entre 20 y 100 km por día. Con respecto a la comida, llevamos cocinas a gas y a alcohol, y cuando estamos en un camping, cocinamos a fuego. Últimamente, hemos tenido la suerte de estar en casas con cocinas, lo que facilita mucho las cosas.

—La gente siempre nos pregunta sobre nuestra travesía. Viajar en bicicleta puede parecer una locura, pero realmente no requiere estar súper entrenado. Hemos conocido personas de todas las edades haciendo lo mismo, algunas incluso con problemas de salud que encontraron en esta actividad una solución. La mentalidad y la adaptabilidad son claves.

—La experiencia social es uno de los aspectos más gratificantes del viaje. La hospitalidad de las personas que conocemos es impresionante. Nos han ayudado de muchas maneras, incluso con alimentos. También hemos compartido caminos con otros viajeros, creando vínculos que perduran más allá del viaje.

—Sobre el financiamiento, partimos con algunos ahorros y también hacemos artesanías en macramé que vendemos en los pueblos que visitamos. La gente ha sido muy receptiva y solidaria en todas partes, desde la Patagonia hasta Córdoba.

—Este viaje no es eterno. Lo empezamos para alejarnos de la rutina y el estrés diario, del bombardeo de información y la preocupación constante por la situación económica y política del país. Viajando en bicicleta, encontramos un ritmo de vida más pausado y una conexión más profunda con las personas y los lugares que visitamos. Este cambio nos ha permitido apreciar lo que realmente importa y nos ha enseñado a valorar más las experiencias humanas que los bienes materiales.

¡Gracias totales a Julián y Camila! @argentineando_en_bici

Continue Reading
Comenta aquí

Deja tu respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× Envianos tu noticia