Seguinos
https://tdnews.com.ar/wp-content/uploads/2020/09/tdnews-banner-colosal-1.jpg

Nacionales

ALBERTO FERNANDEZ SE MOVIÓ DEL “TOQUE SANITARIO” A UN ACOTADO CIERRE NOCTURNO PARA CONSENSUAR CON LA OPOSICIÓN LAS MEDIDAS CONTRA EL COVID-19

Publicada

en

La idea de las restricciones se orientó desde un esquema de prohibición de la circulación durante la noche a uno de parámetros y recomendaciones sin obligatoriedad.
“No vamos a implementar un toque de queda, pero sí un toque sanitario, que fue algo que funcionó en muchas ciudades del interior”. Era el último día de 2020 y con esas palabras, el presidente Alberto Fernández daba el primer puntapié al tema político que marcaría el inicio del 2021. A partir de entonces se desató una serie de especulaciones sobre cómo planeaba el gobierno nacional hacer frente a la nueva suba de casos de coronavirus que habían comenzado a dispararse en diciembre. Siguieron siete días de presiones, diálogos y concesiones que culminaron en un acuerdo en el que el Gobierno delegó la responsabilidad por la suba de casos en las provincias.
La idea primaria de la medida, que el Presidente había deslizado en Radio 10 y mantuvo vigente hasta mitad de esta semana en diálogos con sus funcionarios más cercanos, fue orientándose, a partir del miércoles, desde un esquema de prohibición de la circulación nocturna, a uno de parámetros y recomendaciones, sin obligatoriedad. De hecho, finalmente las provincias más pobladas decidieron instaurar un cierre de locales nocturnos, sin prohibir el tránsito.
El movimiento en el rumbo se basó, en buena parte, en los diálogos que mantuvo el Presidente con los gobernadores durante la reunión por videoconferencia el miércoles; y en el resultado de conversaciones a puertas cerradas, a posteriori, entre funcionarios nacionales y de las distintas jurisdicciones. En las dos tandas de conversaciones, tres provincias plantearon reparos a las restricciones a la circulación: la Ciudad, Mendoza y Córdoba. Y el jueves, Juntos por el Cambio emitió un comunicado en el que rechazó la “restricción a las libertades individuales como única respuesta a la crisis sanitaria del coronavirus”.

Fuentes oficiales nacionales aseguraron a Infobae que la mirada del Presidente se adaptó a lo conversado con los gobernadores en la búsqueda de consensos con el foco en la situación sanitaria, aseguraron que el único móvil de todos es que bajen los casos y desecharon cualquier medición de costos políticos. “No hubo una mirada maquiavélica, sino sincera, basada en el diálogo”, aseguraba un colaborador. En la decisión de Alberto Fernández, afirmaban, reinó la búsqueda de un equilibrio entre la necesidad de mantener en pie la temporada y la economía, pero permitiendo, al mismo tiempo, aplanar la curva de contagios después de un diciembre con pocos cuidados, especialmente entre los más jóvenes.
“La responsabilidad les quedó a ellos. Decidieron cerrar los bares a la una de la madrugada, ahora que se hagan cargo de lo que pasa”, le comentó Alberto Fernández a su círculo cerrado en Olivos una vez que se conocieron las decisiones de las jurisdicciones. Según pudo saber Infobae, en Gobierno planean publicar, día por día, cuáles son las provincias que alcanzan los dos parámetros que se publicaron en el decreto del viernes en el Boletín Oficial. (Fuente: Infobae, B. Struminger).

Continue Reading
Comenta aquí

Deja tu respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

× Envianos tu noticia