Seguinos
https://tdnews.com.ar/wp-content/uploads/2020/09/tdnews-banner-colosal-1.jpg

Regionales

LA UNLPAM DESCARTA COMENZAR CON CLASES PRESENCIALES EN 2021

Publicada

en

El rector de la UNLPam, Oscar Alpa, anticipó que las clases seguirán en formato virtual a principio del año próximo. Aseguró que intentarán, bajo protocolo, cerrar las materias prácticas que necesitan la presencialidad.

El rector de la Universidad Nacional de La Pampa, Oscar Alpa, anticipó este viernes que las clases comenzarán en forma virtual a principios de 2021. Solo concedió que, bajo estricto protocolo, en febrero o marzo se puedan completar algunas actividades prácticas que solo pueden hacerse en forma presencial, para que puedan cerrar algunas materias de este año.

El rector aclaró que la resolución firmada el jueves por el ministerio de Salud de la Nación y la jefatura de Gabinete apunta a permitir la utilización del transporte público por parte de docentes, no docentes y estudiantes universitarios, en el momento que vuelvan las clases presenciales. Pero advirtió que la autorización de las clases presenciales depende del Ministerio de Educación. «No hay ninguna autorización para ninguna universidad en el país», remarcó, una forma de dejar en evidencia que todavía está lejos esa posibilidad.

El anuncio del gobierno nacional «es una buena noticia pensando en cuando se vuelva a la presencialidad con un nuevo protocolo en 2021».

-¿Está descartada la vuelta a clases presenciales este año y en el principio del próximo en la UNLPam? -consultó El Diario.

-Estamos reuniéndonos con decanos y decanas. Todavía no nos enviaron desde Nación la autorización para volver en el colegio secundario de la universidad. No hay tiempo en lo que queda del año. Seguiremos trabajando después de las vacaciones de enero. Todo dependerá de las actividades que se vayan habilitando. Nuestro mayor interés es terminar las prácticas de laboratorio y todo lo que necesitan algunas cátedras de prácticas presenciales para terminar el año.

-¿La decisión administrativa anunciada no cambia nada?

-No. Seguramente está más pensada en el AMBA, por la cuestión del transporte público.

-¿Cómo podemos avizorar el inicio de clases del año próximo?

-Primero tenemos que ver cómo terminamos el 2020. Hay actividades prácticas para cerrar los espacios curriculares que tal vez se puedan empezar a hacer en forma intensiva en febrero del año próximo, o en marzo.

El otro tema es el primer año. Estamos viendo en cada provincia cómo termina el secundario para poder comenzar el primer año de la universidad en las cuarenta carreras que tenemos. Tenemos 2 mil chicos de afuera de la provincia, el 30% es de afuera, principalmente del oeste bonaerense. Son muchas variables, pero tenemos que garantizar que puedan estar todos los que quieran ingresar.

Por otra parte, vamos a tener que comenzar en forma virtual. Si pensamos en las probabilidades, hoy parecería que empezaríamos en forma virtual el año que viene. Todo puede cambiar con el anuncio de la vacuna, pero hoy digo que sería así.

-¿Qué pasa si no cambia sustancialmente el panorama de la pandemia en marzo del 2021?

-Hacemos lo que estamos haciendo ahora. Es un esfuerzo importante de docentes, no docentes y estudiantes. Pero este año, con todos los problemas, hemos avanzado.

-¿Primer año empieza más tarde?

-Parecería que comenzamos en la misma fecha, no en mayo como se dijo en algún momento. Podrán presentar los certificados del secundario hasta junio, eso sí.

-¿La falta de espacio en la UNLPam complica más la vuelta a la presencialidad?

-Como a los comercios le implica reducir la cantidad de ingresos en función del espacio, a nosotros la pandemia nos restringe la cantidad de personas en los espacios, hay que analizar que haya dos metros por persona, ventilación. Ya llevamos 13 protocolos internos aprobados en la universidad para cada tema que habilitamos con personal no docente. No estamos en condiciones todavía de pensar en la presencialidad como era antes. Seguramente habrá que pensar en un sistema híbrido o semipresencial, parte de las clases virtuales y parte con asistencia de los chicos. Hay que remplazar los teóricos con 200 chicos en las aulas con la virtualización.

-¿Qué va a quedar de arrastre para el año próximo del actual ciclo?

-Cerrar el año en las cátedras que sí o sí necesitan prácticas presenciales, de laboratorio, en el campo, con animales. El primer cuatrimestre de este año hubo más conectividad de los estudiantes, el segundo no tanto aunque sí asisten a parciales y finales adaptándose a la virtualización. No fue planificado, fue un sistema de emergencia. Pero en general todas las cátedras han funcionado. Eso es importante. Los problemas de conectividad los hemos ido solucionando puntualmente. Sigue habiendo, no es lo óptimo, pero ha habido solidaridad entre los distintos espacios de gestión para intentar solucionarlos. Tal vez abandonaron ante los problemas los que no estaban entusiasmados con la carrera, tal vez los tengamos el año que viene.

La evaluación final de la emergencia la vamos a tener el año que viene. Pero hubo un número importante, decenas de graduados, que finalizaron la carrera en plena pandemia. En general, lo más preocupante, son las materias que tienen un tiempo de presencialidad necesaria para poder cerrar sus espacios curriculares. Eso se intentará solucionar el año próximo en dos meses de presencialidad intensiva.

Fuente: El Diario

Continue Reading
Comenta aquí

Deja tu respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

× Envianos tu noticia