Seguinos
https://tdnews.com.ar/wp-content/uploads/2020/09/tdnews-banner-colosal-1.jpg

Ciencia y Tecnología

INVESTIGADORES DEL MIT DESARROLLARON UN MONITOR DE SUEÑO

Publicada

en

El dispositivo capta las ondas de radiofrecuencia y las analiza con un algoritmo. Conocer la postura durante el descanso contribuiría a mejorar el diagnóstico y seguimiento de apnea, parkinson y dolores de espalda

Investigadores del MIT desarrollaron un monitor de sueño basado en señales de radiofrecuencia. El dispositivo se llama BodyCompass y permite conocer la postura corporal que adopta el usuario mientras duerme.

Shichao Yue, Yuzhe Yang, Hao Wang, Hariharan Rahul y Dina Katabi publicaron un informe donde detallan las características de este pequeño equipo rectangular que se puede colgar en el dormitorio para que estudie las emisiones de RF en el entorno. No se requiere que el usuario coloque nada en su cuerpo.

El sistema capta las señales que rebotan en el cuerpo del usuario y luego las analiza a través de un algoritmo de aprendizaje automático (machine learning) para inferir la postura de la persona. Los especialistas evaluaron BodyCompass en 26 personas durante más de 200 noches. Esta investigación arrojó una precisión de entre el 94% y 84%.

Uno de los desafíos al crear este dispositivo fue que pudiera diferenciar entre las señales que rebotan en el cuerpo y las que lo hacen en los diferentes objetos que puede haber en el entorno. Para esto, idearon el sistema que capte específicamente las señales que rebotan en las áreas del cuerpo que se mueven al respirar, es decir el vientre y el pecho. Esos datos son luego procesados para que el sistema interprete las posiciones que adopté la persona durante el sueño.

La postura que se adopta durante el descanso puede ser un indicador para monitorear el estado y avance de algunas afecciones vinculadas con este patrón. “Por ejemplo, los pacientes con enfermedad de Parkinson a menudo sufren pérdida de movimiento axial”, se menciona en el documento. Esta pérdida de movilidad puede ocasionar que las personas con esta afección permanezcan un tiempo más prologando boca arriba, por lo tanto esto podría ser un indicador a tener en cuenta en este tipo de pacientes.

“Del mismo modo, los cambios poco frecuentes en la postura del sueño pueden conducen a úlceras por presión en pacientes de edad avanzada y posquirúrgicos. Los estudios también han demostrado que dormir en decúbito supino (boca arriba) puede reducir el dolor de espalda ya que en esa posición los músculos tienen que hacer la menor cantidad de trabajo para mantener la postura frente a la fuerza de la gravedad. Por el contrario, si uno tiene sueño obstructivoapnea (AOS), la posición supina se convierte en la peor postura porque impone una geometría de la vía aérea desfavorabley reduce el volumen pulmonar», se menciona en el documento difundido.

Con estos ejemplos los investigadores buscan argumentar la importancia de monitorear de forma continua y automática el sueño. Estos datos aportan información relevante para el diagnóstico y seguimiento médico de diferentes afecciones.

El cuidado del sueño se ha vuelto prioridad en el mundo de la tecnología. Existen múltiples wearables y plataformas que buscan ayudar a mejorar la calidad del descanso a una población golpeada por el insomnio. Se estima que el 40% de las personas en el mundo duerme mal, según datos de la Organización Mundial de la Salud. Un descanso inadecuado afecta el sistema inmunológico, el rendimiento académico o laboral, la concentración y el humor entre otras cuestiones.

Saber cuánto y cómo dormimos es el primer paso para lograr un cambio en la calidad de vida.

Fuente: Infobae

Continue Reading
Comenta aquí

Deja tu respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

× Envianos tu noticia